Ficha

Nombre civil: Miguel Vilatimó Costa
Fecha de nacimiento: 24 de octubre de 1888
Lugar de nacimiento: Vich (Barcelona)
Sexo: Varón
Fecha de martirio: 26 de julio de 1936
Lugar del asesinato: Carretera de Tarragona a Reus
Orden: Clero diocesano
Datos biográficos resumidos : Creció en una familia cristiana de nueve hermanos. Ordenado sacerdote a los 25 años. Estudió filosofía y teología en Lovaina. Canónigo de la catedral de Tarragona y profesor de filosofía en su Seminario. Autor de libros y artículos en diversos periódicos y revistas. Afrontó serenamente el martirio, siendo asesinado a tiros junto a otro sacerdote el 24 de julio de 1936.

Biografía extendida

El siervo de Dios Miguel Vilatimó Costa, hijo de los esposos Clemente y María, nació en Vich (Barcelona) el día 24 de octubre de 1888. Al día siguiente fue bautizado en la parroquia de Nuestra Señora de la Piedad.

Miguel fue de carácter dócil y creció en el ambiente cristiano de una familia numerosa (nueve hermanos).

Hizo sus estudios en el Seminario de Vich, ordenándose sacerdote el 20 de septiembre de 1913. Dos días más tarde cantó su primera misa solemne en el santuario de Montserrat. Por indicación de su obispo Torras y Bages continuó los estudios en la Universidad de Lovaina, donde se licenció en teología y se doctoró en filosofía.

En 1915 fue nombrado profesor de filosofía del Seminario de Vic.

En 1928 fue nombrado canónigo de la Catedral de Tarragona y también profesor de filosofía del Seminario. En 1933 hizo un viaje de estudios por Alemania. Tenía un carácter jovial y abierto.

Era un buen defensor de la Iglesia con sus artículos en el periódico local La Cruz, en las revistas Analecta Sacra Tarraconense, Cataluña Social y otros. Se distinguió por sus eruditas conferencias, círculos de estudio y publicación de libros, entre los que podemos citar El sindicalismo, errores y peligros.

Al estallar la revuelta de julio de 1936 dijo: «Ya nos podemos preparar, puesto que recaerá todo sobre nosotros y la religión.» El Dr. Vilatimó vivía en la casa de los canónigos, calle de la Virgen del Claustro, nº 5. Se refugió en casa de su amigo el Dr. Pablo Roselló, también sacerdote, que vivía en Escrivanies nº 5, 2º piso. Antes, se despidió de su compañero, el Dr. Vallés, con estas palabras: «Si no nos vemos más, hasta el cielo.»

En casa del Dr. Roselló, dio la orden de que nadie negara su condición sacerdotal. Aquí los dos se prepararon con una vida de oración casi continua para el martirio. Cada día iba a dar la comunión a las religiosas de la Compañía de Santa Teresa, que estaban en un piso. Cuando unos rebeldes preguntaron al Dr. Roselló si era cura, contestó: « ¡Sí! Y no soy solo. Somos dos, y siempre que quieran algo de nosotros nos encontrarán aquí, porque no pensamos escondernos ni marchar.»

El día 26 de julio a la hora de comer llegó un grupo de milicianos armados, preguntando por el cura. Salió el Dr. Roselló, y le ordenaron que los acompañara con los otros curas que allí estuvieran. A continuación salió el Dr. Vilatimó y los siguieron serenos y tranquilos. Fueron conducidos al Ayuntamiento, y desde ahí, en el coche de la muerte (con colchones encima y cañones de escopeta asomando de las ventanillas), a la carretera de Reus, donde ambos fueron asesinados con disparos de bala y perdigones, como se dedujo de la autopsia realizada después.

El día 11 de febrero de 1941 fueron identificados sus restos de la fosa común en el cementerio de Tarragona, y el día 22 fueron enterrados en el panteón del Capítulo catedralicio, después de una misa celebrada por el vicario general, el Dr. Rial, y con la asistencia del Capítulo, autoridades y familiares.

Lugar donde reposan sus restos : Panteón del Capítulo catedralicio de Tarragona.
Fecha de beatificación : No tiene.
Fecha de canonización : No tiene.

Fiesta canónica: No tiene.

Fuente: Asociación Católica Nacional de Propagandistas.