Ficha

NOMBRE CIVIL: ALEJO

FECHA DE NACIMIENTO: 24/10/1888

LUGAR DE NACIMIENTO: SANTIBAÑEZ DE LA ISLA (LEON)

SEXO: VARÓN

FECHA MARTIRIO: 27/12/1936

LUGAR DEL MARTIRIO: SANTANDER

ORDEN: FRAILES MENORES CAUCHINOS

DATOS BIOGRÁFICOS RESUMIDOS:

Al día siguiente de su nacimiento fue bautizado.

1897 – Recibió su Confirmación

1905 – Recibió el hábito franciscano, y tomó el nombre de Ambrosio de Santibáñez

1906 – Realizó su profesión religiosa en el noviciado de Basurto (Bilbao) donde cursó estudios filosóficos y teológicos.

1915 – El Padre Ambrosio de Santibáñez, fue ordenado sacerdote. Primero fue destinado a la Comunidad de Montelabano ( Santander) como predicador, luego a La Coruña y finalmente a León, donde en 1925, pasó a ser capellán de las Siervas de la Divina Pastora.

1926 – Fue destinado a Venezuela, Caroni y Meraceibo, para regresar luego a España en 1927.

1931 – Fue destinado a la Comunidad de León, y luego a la de Santander, donde fue nombrado tutor.

Su carácter era sincero, franco, abierto, sobremanera y jovial, de ameno trato y agradable conversación.

Contaba con 48 años de edad.

Biografía extendida

Datos Biográficos Extendidos:

Martirio:

Tras el estallido dela revolución militar, el 29 de Julio de 1936, todos los religiosos, vestidos de civil, abandonaron la Comunidad y buscaron refugio en algunas zonas (familiar:

14/11/1936 – Fue encerrado en una «prisión temporal» sólo para ser trasladado al buque prisión «Alfonso Pérez» que se encontraba en el Puerto de Santander.

Cuando los milicianos atacaron el barco el 27/12/1936, el Padre Ambrosio, fue asesinado simplemente por ser un sacerdote capuchino.

Serán fusilados uno a uno en cubierta. Terminada la lista comienzan con una relación arbitraria entre los presos para proseguir con las ejecuciones. El Padre Ambrosio, se encontraba en las primeras filas. Alguien le dice: «Tú, también tienes cara de cura, ¡Arriba!» Según testimonios de los presentes «le replico con entereza: «soy religioso». Salió tranquilo de las filas e inició la subida con serenidad. A media escalera se vuelve a sus compañeros, y, sonriendo hizo con la cabeza un ademán de despedida. Sube luego la escalera…Desaparece sobre cubierta… se oyen nuevos disparos…nuevos gritos de dolor, e inmediatamente el golpe del cuerpo herido que cae.»

En una fosa común en el cementerio de Ciriego (Santander) acogerá a 160 muertos. Una cruz grande indicaba después de la guerra esta tumba. Otras más pequeñas estaban dedicadas a la memoria de alguno. Uno llevaba esta inscripción: «Padre Ambrosio de Santibáñez, Superior de los Capuchinos, 27/12/1936.»

En los últimos días de Diciembre de 1939, sus restos, junto a los de todos sus compañeros, fueron exhumados y posteriormente inhumados en la Cripta de la Catedral de Santander el día 29/12/1939. Actualmente, sus restos reposan en el presbiterio de la Iglesia de los Capuchinos de Santander, donde fueron trasladados en Julio de 1961.