Ficha

Nombre Civil: José
Fecha de Nacimiento: 08/03/1898
Lugar de Nacimiento: La Pobla de Mafumet (Tarragona)
Sexo: Varón
Fecha de Martirio: 08/09/1936
Lugar de Martirio: Barcelona
Orden: Presbítero
Datos Biográficos Resumidos:
11/03 – Fue bautizado
Ingresó muy joven en el Seminario Pontificio de Tarragona
18/06/1922 – Fue ordenado sacerdote
Tuvo una especial predisposición por la música
Fue maestro de capilla del seminario durante los años 20.
Se distinguió por la caridad por los pobres, humildad y piedad.
Estaba de beneficiado-organista de l’Espluga Calba (Lleida)

Datos Biográficos Extendidos:
Martirio:
Al estallar la revuelta del 36, después de dos semanas de todo tipo de penas, entre ellas el encarcelamiento de su hermano Antonio -inmolado un mes más tarde en intentar salvar el rector de la Espluga Calba-, fue a Barcelona, a Sans, en casa de su hermano Luis, donde permaneció sólo unos días. Como él sabía música, le decía su cuñada que se enrolara en alguna compañía de teatro o de zarzuela, pero él le contestó: «Si tengo que hacerlo y pecar, prefiero morir.» Con su hermano se traslado a Girona y se hospedaron en un hostal. Yendo por la calle un ferroviario reconoció a Luis, los denunció y fueron detenidos. Conducidos a al hostal, les quitaron todo lo que tenían y, llevados a la estación de tren, los hicieron este interrogatorio:
A Luis: «Tú, ¿a qué te dedicas?» Respuesta: «Soy campesino.»
Al Mn. Padrell: «¿Y tú?» Respuesta inmediata de Luis: «Es campesino como yo.»
Ellos: «¡Tú calla, que conteste él!»
El Mn. José contestó la verdad y añadió: «¡Luis, y por qué negarlo! Yo soy ¡presbítero! Si por eso me han de matar, pueden hacerlo.»
Entonces, acompañados por milicianos, fueron llevados a Barcelona y encerrados en la cárcel. Ese mismo día, 7 de septiembre de 1936, hacia las 8 de la tarde, el grupo de milicianos entró a su celda y al verlos dijeron: «¡Son estos!» Les dieron cena, pero sólo comió el Siervo de Dios, que lo hizo con una gran paz y tranquilidad. Luis se arrodilló delante de su hermano y se confesó.

Hacia las 9 volvió el grupo de milicianos y les hizo subir en un coche que iba escoltado por otro coche, y se encaminaron todos hacia la Arrabassada. Por el camino Luis preguntó a los milicianos hacia dónde los llevaban y Mn. José le dijo: «No te preocupes, Luis, la muerte no es nada.» «Perdónalos, Luis, perdónalos, no guardes rencor a nadie.»
Al bajar del coche, Luis dijo a su hermano Mn. José: «Tú bajarás por esta puerta; corre y sálvate.» Nuestro mártir le contestó: «No, ¡yo no escaparé, la muerte no es nada!» Ya en tierra, le dijo otra vez: «Huye, sálvate», y la respuesta fue la misma; «No, ¡yo no escaparé!» Entonces se dieron un abrazo y el Mn. José le dijo «¡Hasta el cielo!» Luis se tiró contra el principal de los milicianos, y después de una breve lucha otro miliciano le dio un golpe de culata en el vientre, pero Luis se pudo deshacer del miliciano y puso a correr. El Siervo de Dios quedó de pie, inmóvil. Luis se precipitó por entre unas matas, sintió las balas que silbaban por su lado hasta que lo hirieron en un brazo. A pesar de todo, se pudo salvar. Corriente colisionó contra una verja de espino, y con los zarzales de un barranco, se giró y vio aún su hermano, el Mn. José, derecho en el mismo lugar. Entonces fue fusilado por el solo hecho de ser presbítero.
Su cadáver fue trasladado esa misma madrugada del día 8 en el Hospital Clínico de Barcelona, ​​donde se le practicó la autopsia. Sus familiares pudieron identificar sus restos gracias a la nota (con fotografía), que conservaban de la autopsia. Fue sepultado en la fosa común del cementerio de Montjuïc.

¿En qué lugar reposan sus restos mortales?
En una fosa común del cementerio de Montjuic (Barcelona)

Fecha de Beatificación: 13 de octubre de 2013, en Tarragona
Fecha de Canonización: Aún no está canonizado
Fiesta Canónica: 08 de septiembre
6 de noviembre, Festividad de los Beatos Mártires de la Persecución Religiosa del siglo XX

Fuente:

Josep Padrell Navarro, prevere