Ficha

Nombre civil: Rafael Rodríguez Navarro.
Fecha de nacimiento: Probablemente antes /1891 y después de 1875 como el padre Juan Silverio.
Lugar de nacimiento: Probablemente en Ronda, al norte de Estepona (comunidad autónoma de Andalucía). España.
Sexo: Varón
Fecha de martirio: 07/08/1936
Lugar del asesinato: Comisaría de Antequera camino a la cárcel de Antequera.
Orden: Franciscana de frailes menores capuchinos (OFM) del convento de Antequera.
Datos biográficos resumidos:
Tenemos pocos datos personales del padre Pacífico de Ronda. Antes de su martirio estaba en las vicisitudes del convento de Antequera. Llevaban un internado de niños. Quiso estar con sus hermanos en religión. Sintió miedo y escapó dos veces. Dentro del convento – colegio capuchino de Antequera había miedo y rezo ante Dios, Señor de la Historia, por las víctimas de los disparos oídos fuera del edificio y unos por otros. Era (20/jul. /1936) o (30/jul. /1936). Quedaron asediados 18 días. El día (20/07. /1936) fray Pacífico se refugió en familia amiga, pero volvió al convento el día siguiente. El día (06/07. /1936) de madrugada con el primer camión de armados, fray Pacífico de Ronda huyó hacia Córdoba, ciudad bajo control militar sublevado. Detenido y encarcelado en la comisaría de los Remedios, fue asesinado a traición el día siguiente de madrugada en el traslado a la cárcel de Antequera. El recuerdo del justo será perpetuo. Fray Pacífico de Ronda era animoso y emprendedor. Era un bienhechor de la humanidad. El perdón es una gracia, un regalo de Dios.

Biografía extendida

Tenemos pocos datos personales del padre Pacífico de Ronda. Hay otros tres franciscanos con ese nombre. El primero fue coetáneo / contemporáneo al Serafín de Asís. Era poeta. Hay varios combatientes con su mismo nombre en la memoria histórica. Antes de su martirio estaba en las vicisitudes del convento de Antequera. Llevaban un internado de niños. Quiso estar con sus hermanos en religión. Sintió miedo y escapó dos veces.

Por la cantidad de asesinatos en la zona entre Antequera y Málaga, vamos a desarrollar su biografía por el causante de todos los males: el demonio. Los hombres tienden al engaño. Un sistema idealista rompe con la realidad y se hace nubes mentales. El deseo de poder borró el respeto a las otras personas. Sin ley racional los comités y los consejos de guerra incrementaron los asesinatos. El equilibrio entre libertad y orden estaba roto en la sociedad española de 1936.

En Antequera el socialismo llegó a la alcaldía. Quitó subvenciones y expulsó a las religiosas de la sanidad. El día (18/07. /1936) los socialistas estaban armados tomaron los puntos céntricos de la ciudad. La guardia civil fue mandada a su casa cuartel. Voluntarios fueron a Málaga por el exceso de armas en el pueblo y peligro real de saqueos. Se creían dioses con las armas. Se organizaron comités revolucionarios para el saqueo de edificios, expropiaciones y registros.

El día (30/07. /1936), el comité decretó el asesinato de detenidos políticos en la cárcel. El gobierno republicano de febrero de 1936 estaba sin control efectivo. Se achaca al alcalde una frase famosa en la contienda. ¡qué corra la sangre! ¡ya puede arder Antequera por los cuatro costados! Con alcohol se hace mejor, se puede mandar gritar libremente por la libertad.

En Andalucía el primer mártir de 1936 fue apuñalado en Alora, el sacerdote don José Jiménez del Pino. El convento de los padres franciscanos tenía un internado con hijos de todas las clases sociales. Ninguna ideología se hizo con los niños. La mujer del alcalde mandó 8 kilos de carne el día (06/08. /1936) y a las 17.00 otros hambrientos requisaron el convento y mataron como lobos a 3 religiosos en el patio del colegio. El papa Francisco dice que el odio destruye la fraternidad en Europa.

El comunismo quería su dictadura, sobre el proletariado según los anarquistas. La negación de la verdad y el entrenamiento para mentir y organizar columnas de bandoleros. A su vez, el anarquismo quería romper, robar y asaltar. La represión de otros con el instrumento de la bomba y la disciplina de acero. Todos tenían hambre. Además, había desgobierno, sin orden público, asesinatos institucionales, injusticias a los jornaleros, en la reforma agraria del latifundismo, en los contratos de las fábricas. Por fin, los militares estaban sin el monopolio de las armas de fuego y con una descoordinación en el parte de guerra. Esta es una injusticia mayor, un desengaño total magnificado por la historia. Niveles inconcebibles de maldad para el pobre hombre: de cinismo, farsa, sarcasmo, embustes, soberbia y asesinato cruel, propios de Satanás y otros espíritus malvados que andan por el mundo.

Dentro del convento – colegio capuchino de Antequera, había miedo y rezo ante Dios, Señor de la Historia, por las víctimas de los disparos oídos fuera del edificio y unos por otros. Era (20/jul. /1936) o (30/jul. /1936). Quedaron asediados 18 días. El día (20/07. /1936) fray Pacífico se refugió en familia amiga, pero volvió al convento el día siguiente.

Se conoce la narración de los asesinatos. El día (05/08. /1936), en la explanada del monumento del Triunfo de la Inmaculada fueron asesinados el juez municipal con sus 4 hijos varones y 2 religiosos entre otros. Decía la multitud posesa ¡qué lo maten que es fraile! El día 6 de agosto cayó en la fiesta de la Transfiguración del Señor.
A las cinco de la tarde, del día (06/08. /1936), cinco capuchinos murieron fusilados. Son Ángel de Cañete, padre guardián, pide por todas las almas como sus hijos; padre Gil del Puerto de Santa María, sacerdote con 24 años escribió a sus padres con un ¡Viva María! Inicial y perdón, testimonio de estar tranquilo ante la muerte, por odio a la Religión y por ser religioso. El padre Ignacio Galdácano, probablemente el insultado como “gafitas”. José de Chauchina y Crispín de Cuevas Bajas, mientras rezaba a la Virgen y murió con la sonrisa de la Señora en su monumento de la Inmaculada de Antequera. El padre Guardián consiguió vestir con el santo hábito. Así, se reconocieron los cadáveres. Las barbas se las habían cortado en febrero cuando empezaron las amenazas para desmitificar a la Iglesia Católica.

El resto de personal y los niños, fueron llevados al convento de los Trinitarios controlado por el PSOE. Gritando por las calles a la revolución y salud. El edificio de los franciscanos se lo quedó el PCE. El día (06/07. /1936) de madrugada, fray Pacífico de Ronda huyó hacia Córdoba, ciudad bajo control militar sublevado. Detenido y encarcelado en la comisaría de los Remedios, fue asesinado a traición el día siguiente de madrugada en el traslado a la cárcel de Antequera. Las tropas del general Varela llegaron a Antequera el (12/08. /1936). En el convento franciscano fueron enterrados los restos y realojados 500 moros del tabor de regulares con un uso inadecuado del inmueble. Empezó la batalla de Málaga con la campaña ofensiva sobre Marbella el (13/01. /1937). Momentos de represión y muerte.

El recuerdo del justo será perpetuo en el Cielo. Fray Pacífico de Ronda era animoso y emprendedor. Se puede decir en común que hizo su trabajo con tesón, era humilde, muy piadoso, valiente y preocupado por los necesitados, visitaba a enfermos. Hacía oración y penitencia. Daba catequesis a niños. Era un bienhechor de la humanidad. El perdón es una gracia, un regalo de Dios. El papa Benedicto XVI dijo que los mártires eran pintura al fresco de las bienaventuranzas vividas hasta el total derramamiento de la sangre. La persecución es, en un cierto sentido, un signo de la vitalidad de la Iglesia. Así, los cristianos son verdaderamente levadura, luz y sal de la tierra.

Los restos están en el convento capuchino de Antequera. En 1990 se trasladaron a una cripta común con una cruz conmemorativa. Fueron beatificados el 13 de octubre de 2013, en Tarragona, durante el pontificado del papa Francisco.

Lugar donde reposan sus restos: En el convento capuchino de Antequera. En 1990 se trasladaron a una cripta común con una cruz conmemorativa.
Fecha de beatificación: (13/10/2013) Los mártires del siglo XX en España.
Fecha de canonización: No está canonizado.
Fiesta canónica: 6 de noviembre.
(Es fiesta litúrgica común en España de mártires del siglo XX, el  6   noviembre).

Fuentes
FE01 – web_2

Francisco Mercadé Randé, presbítero


https://www.todoslosnombres.org/sites/default/files/sobre_el_asesinato_de_siete_capuchinos.pdf