Ficha

Nombre Civil: Amando
Fecha Nacimiento: 10 de Febrero de 1912
Lugar Nacimiento: Aguilar de Campoo (Palencia)
Sexo: Varón
Fecha Asesinato: 23 de agosto de 1936
Lugar Asesinato: Puerta del Cambrón (Toledo)
Orden Religiosa: Religioso Profeso de los Hermanos Maristas (FMS)
Nombre Religioso: Hermano Félix Amancio
Datos Biográficos Resumidos:
Nombre de los padres: Pedro y Aurora
Fue bautizado el 25 de febrero del mismo año
Ingresa en el seminario marista. Su profesión religiosa
Llegó al seminario marista de Villafranca (Navarra) el 28 de diciembre de 1924. El 13 de septiembre de 1927 pasó al noviciado de Las Avellanas (Lleida), donde tomó el hábito marista el 8 de septiembre de 1928, cambiando su nombre de pila por el de H. Félix Amancio. Terminado el año de noviciado y emitió los primeros votos anuales el 8 de septiembre de 1929. Se consagró de por vida al Señor, con los votos perpetuos, el 8 de septiembre de 1935.
Itinerario docente del H. Félix Amancio
Terminado el noviciado, realizó estudios pedagógicos en el escolasticado de Las Avellanas. En agosto de 1930, comenzó su misión educativa en el colegio de San José Oriol (Barcelona), como profesor ayudante. Fue después enviado de profesor a Villanueva de las Minas (Sevilla), en agosto de 1931. De allí pasó a Haro (La Rioja), en octubre de 1932, también como profesor. Finalmente, en septiembre de 1934, fue destinado a Toledo para dar clase.
Perfil religioso y docente del Siervo de Dios, H. Félix Amancio
En todos estos lugares, el H. Félix Amancio destacó por su alegría que, como precio- so don de su alma, se transparentaba en su semblante juvenil. Se mostraba siempre ser- vicial con todos y en todo. Hay que destacar, de manera especial, su disposición a una entrega generosa. Cuentan los testigos que, poco antes de que comenzara la persecución religiosa en España, se comentaban entre los hermanos los temibles acontecimientos de aquellos días y algunos se sentían inquietos por el porvenir. El verdadero temple de su alma quedó reflejado en esta frase que él pro- nunció: «No hay que pasar pena; si nos matan, moriremos mártires y, con nuestras vidas, satisfaremos plenamente, de una vez, por todos nuestros pecados».
En el sentir de este hermano mártir, la vida no sirve para nada si no es bien vivida y si no abunda en frutos para la eternidad. ¡Cuán poco cuesta ofrecer la vida bien vivida al Señor que nos la dio! Sobre todo, si se ofrece rica en frutos de santidad y de buenas obras.

Biografía extendida

Datos Biográficos Extendidos:
Martirio – Asesinato:
Detención y martirio
Llegaba a Toledo en 1934 con una actitud generosa, sin reservas, dispuesto a dar todo lo que le exigiera esta consagración religiosa, sin límites en el tiempo ni en el esfuerzo. Aquí fue asesinado, el 23 de agosto de 1936. Cuando sufrió el martirio, junto a sus hermanos de la comunidad marista de Toledo, pudo presentar al Señor su vida bien vivida y muy rica en frutos de santidad. Benigno Gil.
La matanza de Toledo la relata Jorge López Teulón, en su obra Toledo, 1936, ciudad mártir. La causa -o excusa- inmediata de los sucesos fue que, el 22 de agosto, los aviones del ejército republicano que bombardeaban el Alcázar de Toledo, erraron en su puntería matando a varios soldados de su propio ejército. Los mandos de la cárcel tenían “programado” un plan para la matanza: “No hay nada de improvisación; sólo faltaba saber cuándo”. Para cuando un grupo de agitadores se presentó a las puertas de la Prisión Provincial, ya el patio de la misma era “un hervidero. No han necesitado que nadie los empuje para solicitar venganza y nuevas muertes; o por lo menos, las mismas muertes que las causadas entre sus propias filas”.
Detrás de la pareja Moscardó-Polo, iba el maestro de ceremonias de la catedral, Segundo Blanco Fernández de Lara, atado con el anciano y casi ciego coadjutor de la parroquia de San Martín, Raimundo Ramírez Gutiérrez. El teniente vicario general de la diócesis, Agustín Rodríguez Rodríguez, iba con Fausto Roncero Cantero, beneficiado de la catedral y capellán del convento de Santa Clara. A Manuel Hernández Díaz-Guerra, coadjutor de Portillo, lo ataron con Feliciano Lorente Garrido, párroco de Arcicóllar y Camarenilla, quien antes de la guerra tuvo un percance con las autoridades locales: mientras leía desde el púlpito un escrito del arzobispo durante la misa, subió el alcalde, se lo arrebató de las manos y le dijo que, sin su expreso permiso, no podía leer al pueblo nada. Al estallar la guerra se refugió en el campo; pero, sabiendo que le buscaban, se entregó a las autoridades de Camarenilla, que él consideraba más razonables, quienes lo condujeron a Toledo. Gregorio Martín Paramo, capellán de San José, iba atado con Emilio López Martín, capellán mozárabe de la catedral.

A Calixto Paniagua Huecas, chantre de la catedral de Cádiz, lo ataron con Antonio Arbó Delgado, beneficiado de la de Toledo. Además de estos 11 sacerdotes, había 10 hermanos maristas; faltaba uno de la comunidad, el hermano Jorge Luis, que había continuado con su tarea de cocinero en la cárcel, y al que a la hora de la matanza no reconocieron como religioso. Dijeron que les llevan al Penal de Ocaña, medio centenar de kilómetros hacia el este.
Al comienzo de la guerra, fue invadido por 500 milicianos que dejaron ir a su casa al portero y al camarero, llevándose a la cárcel a los 11 hermanos. Informados de que el hermano Jean-Marie Gombert era francés, lo apartaron, pero él pidió ir con los demás. Cuando, después de la matanza, volvieron los milicianos a prisión, se dieron cuenta de que estaba el cocinero hermano Jorge Luis, y este no ocultó ser marista, así que lo mataron al día siguiente, 24, junto a la escalerilla de la Puerta del Cambrón, y lo enterraron con los demás. Los nombres y edades de estos 11 maristas eran: Francisco Alonso Fontaneda (hermano Eduardo María) y Ángel Ayape Remón (hermano Bruno José), de 20 años; Emiliano Busto Pérez (hermano Anacleto Luis) y Jerónimo Alonso Fernández (hermano Javier Benito), de 23; Amando Noriega Núñez (hermano Félix Amancio), de 24; Florencio Pérez Moral (hermano Evencio), de 36; Julio Múzquiz Erdozáin (hermano Julio Fermín), de 37; Luis Iglesias Bañuelos (hermano Abdón), de 41 y hermano de Julián; Lorenzo Lizasoáin Lizaso (hermano Jorge Luis), de 50; y Félix-Célestin Gombert Olympe (hermano Jean-Marie), de 63.

En qué lugar reposan sus restos mortales?
En la Parroquia de Santa Teresa de Toledo, junto con otros siete hermanos más asesinados en Toledo.
¿En qué fecha fue Beatificado?
El 13 de octubre de 2013, en Tarragona (España)
¿En qué fecha fue Canonizado?
Aún no está canonizado
Fiesta Canónica:
23 de agosto
06 de Noviembre, Festividad de los Mártires durante la Persecución Religiosa en el siglo XX
Fuentes:
https://www.bisbatlleida.org/persona-historica/noriega-n%C3%BA%C3%B1ez-amando-h-f%C3%A9lix-amancio-marista
https://champagnat.eu/wp-content/uploads/2021/05/el_coraje_de_la_fe_castellano.pdf